Renta de camas de hospital

Renta de camas de hospital

¿Deberías rentar o comprar una cama de hospital para casa?

En algún momento de nuestras vidas, ya sea por lesión, enfermedad o edad, encontraremos que una cama estándar no es suficiente. Las camas de hospital están diseñadas con características que mejoran la comodidad, la seguridad y el tratamiento de personas con una amplia gama de condiciones médicas y discapacidades. Para algunos, son esenciales para mantener una calidad de vida aceptable.

Tanto en la compra como en la renta de camas de hospital hay pros y contras. En esta guía, veremos los pros y los contras de la compra y renta de camas de hospital, consideraremos lo que es mejor para las personas en una variedad de circunstancias, y responderemos a la pregunta de si debes rentar o comprar una cama de hospital en casa con algunos números reales de precios de compra vs precios de renta. Antes de comprar o rentar debes saber cómo elegir una cama hospitalaria. En esta guía te damos las claves para no equivocarte.

En este artículo se van a dar diferentes claves para comparar la compra de la renta de camas de hospital. A modo de resumen: desde el punto de vista económico conviene cuando la cama se necesita por más de 6 meses. Si el asunto económico no es un problema la compra permite el acceso al verdadero mercado de camas hospitalarias de alta tecnología ya que las opciones de renta son muy limitadas en México.

Venta o renta de camas de hospital comparativo de precios

¿A partir de cuántos meses con lo que pagarías de renta podrías tener una cama hospitalaria en propiedad?

En la siguiente tabla se muestran 4 camas hospitalarias con costos reales de compra y renta. Haciendo unos cálculos la tasa de interés mensual que se paga se mueve entre el 7% y el 17%. En 6 meses se pagaría de un 42% a un 104%. Si suponemos un precio de venta igual a la mitad del costo 6 meses parece un tiempo razonable para colocar la línea en donde comprar conviene más que rentar.

Una opción adicional es la compra de equipo usado. Desde el punto de vista económico es la opción con mayor potencial de ahorro. Se tiene acceso a camas de gama alta de un par de generaciones con 4 meses de garantía y un precio de reventa similar al costo de adquisición. Por otra parte si el equipo no sale bien es la que más riesgos representa. 

Descripción

Imagen

Compra

Renta

Cama hospitalaria manual

cama hospitalaria discovery manual

$14,999

$999

Cama hospitalaria eléctrica

cama hospitalaria discovery el ctrica

$24,999

$2,499

Cama hospitalaria manual

renta cama de hospital 3

$8,400

$1,400

Cama hospitalaria eléctrica

renta cama de hospital 4

$21,999

$1,700

Pero una cama no es sólo costo hay muchos otros factores a considerar y es en lo que profundiza este artículo. Antes de continuar queremos reforzar una alerta importante sobre los colchones antiescaras. 

Para elegir un buen colchón antiescaras hemos preparado esta guía que te da la información más importante sobre los colchones antiescaras para poder hacer una elección informada. 

Venta y renta de camas de hospital: pros y contras

Indice de contenidos

Los pros de alquilar una cama de hospital

Distribuir costes

El beneficio más obvio de alquilar una cama de hospital es que no tienes que pagar el costo total por adelantado. Aunque las camas de hospital no son caras comparadas con otros equipos médicos, puede ser un problema encontrar el dinero, especialmente para las camas de alta gama con múltiples ajustes eléctricos. Rentar le permite distribuir el costo a lo largo del tiempo, pero, como veremos en la siguiente sección, el alquiler no siempre es el ahorro de dinero que podría parecer.

Necesidad a corto plazo

El alquiler puede ser una buena opción cuando no se espera usar una cama de hospital por más de unos pocos meses. Si usted o alguien a quien cuida necesita una cama de hospital en casa mientras se recupera de una pierna rota o de una afección que se espera que se resuelva en uno o dos meses, es más económico alquilar que comprar.

Probar antes de comprar

Una cama de hospital es una inversión. Si no estás seguro de que comprar una es la elección correcta, el alquiler te permite experimentar sin hacer un compromiso a largo plazo.

Las desventajas de alquilar una cama de hospital

No es tu cama

Las camas de hospital alquiladas están disponibles en configuraciones estándar que no pueden ser personalizadas por el inquilino.

Además, las camas de hospital alquiladas vienen con una larga lista de obligaciones contractuales reflejadas en un contrato que beneficia de forma clara a la empresa que renta las camas de hospital. No se pueden modificar, y depende de ti mantener la cama en condiciones óptimas. Si algo se rompe, el arrendatario será facturado por los gastos de reparación.

Si compras, también eres responsable de las reparaciones no cubiertas por la garantía, pero, en ese caso, es tu cama la que pagas por reparar, y no una cama que tengas que devolver después de haber pagado para repararla.

Las camas de alquiler no son nuevas

A menos que tenga mucha suerte, cualquier cama de hospital que alquile habrá sido utilizada numerosas veces por personas con muchas condiciones diferentes. Se limpian y desinfectan antes de entregar, pero no hay garantía de que estén completamente libres de contaminación.

Además, las camas de hospital ajustables tienen partes mecánicas y motores. Con el tiempo y el uso repetido, estos pueden desgastarse. Las camas de hospital antiguas pueden ser menos cómodas, menos efectivas y más propensas a desarrollar fallos que una cama nueva.

Mayores costos a largo plazo

Alquilar una cama de hospital por más de unos pocos meses suele ser más caro que comprar una cama de hospital. En promedio, puedes esperar pagar alrededor de $1,000 a 2,500 para camas manuales o eléctricas en sus gamas más económicas. Si sólo la necesita durante uno o dos meses, entonces el alquiler es rentable. Para enfermedades de larga duración o para personas mayores, que podrían usar la cama durante meses o años, pagarás mucho más por la renta que si la hubieras comprado directamente.

Elección limitada y calidad

Las empresas de alquiler de camas de hospital buscan minimizar los costos y maximizar las ganancias. Por consiguiente, tienen una gama limitada de camas que compran a mayoreo. Aunque las empresas responsables se aseguran de que la calidad de la cama sea adecuada, las camas de alquiler rara vez son de la mejor calidad, y a menudo se comparan mal con las mejores camas de hospital en cuanto a comodidad, seguridad y conveniencia.

En resumen estos son los pros y contras de rentar una cama hospitalaria

Pros
  • Distribuir costes.
  • Necesidad a corto plazo.
  • Probar antes de comprar.
Contras
  • No es tu cama.
  • Las camas de alquiler no son nuevas.
  • Mayores costos a largo plazo.
  • Elección limitada y calidad.
Camas De Hospital Paciente Casa

Las ventajas de comprar una cama de hospital

Eres dueño de la cama que compras

Es tu cama, y puedes hacer lo que quieras con ella. No tienes que tratarla con guantes de seda sabiendo que tendrás que devolverla.

Es importante que los pacientes, especialmente aquellos que usan su cama de hospital durante muchas horas al día, se sientan dueños de ella. Deben sentir que la cama es suya para modificarla, personalizarla o adaptarla. No deben tener miedo de dañarla o ser reacios a usar la cama en todo su potencial en caso de que la dañen o causen desgaste.

Las camas de hospital de rentar están diseñadas para la conveniencia de la empresa que las alquila: están pensadas para reducir los costos, simplificar el transporte y ajustarse a las normas de la industria del alquiler. 

Comprar es a menudo más barato que alquilar

Como discutimos en la sección anterior, los alquileres a largo plazo suelen ser más caros que la compra de una cama de hospital. No se puede negar que las camas de hospital son más costosas que las camas estándar, pero la cama de hospital adecuada marca una gran diferencia en el estilo de vida, la comodidad y el tratamiento de un paciente.

Una cama de hospital de alta calidad puede transformar la vida de las personas con problemas de movilidad, discapacidades relacionadas con la edad y muchas otras condiciones. Si la cama se usará durante más de 6 meses, la compra es la mejor opción económica.

Elija la cama adecuada para sus circunstancias

Cuando compras una cama de hospital, eres libre de elegir una con las características que tú o tu amado necesita. Puede seleccionar los ajustes de cabeza, pies y altura para adaptarse al paciente, así como la forma en que se controlan. Puede elegir el colchón y las fundas del colchón. En resumen, cuando compras, tienes el control.

Consigue la cama que se ajuste a tus necesidades y presupuesto

La compra de una cama de hospital también le da acceso a la más moderna tecnología y diseño de camas médicas. Mientras que los negocios de alquiler de camas ofrecerán características básicas en una gama limitada de modelos, los compradores pueden aprovechar la más amplia selección posible, incluyendo las camas de hospital de mejor ingeniería y diseño del mercado.

Las desventajas de comprar una cama de hospital

Pagas por adelantado

El mayor desafío de comprar una cama de hospital es que tienes que pagar por adelantado. Como ya hemos mencionado, comprar es típicamente menos costoso que alquilar si la cama se usará por más de un par de meses. Pero algunas familias e individuos pueden tener dificultades para pagar el costo total de una cama. Si sus circunstancias financieras dificultan la compra de una cama, el alquiler puede ser su única opción, aunque será más caro a largo plazo.

No puedes cambiar de opinión

Una vez que compras una cama de hospital, rara vez tienes la opción de cambiar de opinión. Los problemas de higiene y salud impiden que los fabricantes de camas de hospital acepten devoluciones y emitan reembolsos, por lo que es aconsejable consultar a un médico u otro profesional médico antes de tomar una decisión final.

En resumen estos son los pros y contras de comprar una cama hospitalaria

Pros
  • Eres dueño de la cama que compras.
  • Comprar es a menudo más barato que alquilar.
  • Elija la cama adecuada para sus circunstancias.
  • Consigue la cama que se ajuste a tus necesidades y presupuesto.
Contras
  • Pagas por adelantado.
  • No puedes cambiar de opinión.

Alquilar vs. Comprar: En conclusión

Como puede ver, hay muchos factores a considerar cuando se elige entre alquilar o comprar una cama de hospital. Pero, en última instancia, le aconsejamos lo siguiente:

Debe considerar el alquiler si sólo necesita una cama de hospital por un corto tiempo y ha decidido que las limitaciones que hemos descrito anteriormente no afectarán negativamente a usted o a su ser querido.

Si planea usar la cama por más de unos pocos meses y quiere la seguridad, conveniencia y libertad de propiedad, debe comprar su cama de hospital.

Para obtener más información sobre colchones y cómo elegir un colchón hospitalario adecuado para usted o para alguien que usted cuide, contáctenos hoy mismo.

Camas De Hospital Para El Hogar

Colchones antiescaras: complementa la cama hospitalaria con un colchón antiescaras de alta calidad a precio de fábrica

Colchones de espuma de alta especificación y de presión alterna. Todos de grado hospitalario. Somos el fabricante número 1 en México en colchones hospitalarios para la prevención y tratamientos de escaras por presión .

colchon hospitalario

Kubuflex Zone

Colchones atiescaras nivel 1. Espumas certificadas importadas.

Colchon antiescaras Iso Fresh 0p 1

IsoFresh

Colchones atiescaras niveles 1 y 2. Espumas certificadas importadas.

Colchon hospitalarios antiescaras Isocloud 001 1

IsoCloud

Colchones antiescaras nivel 3. Máxima tecnología en colchones estáticos.

CuroCell SAM PRO CF16 peq

Care of Sweden

Colchónes atiescaras niveles 3 y 4. Los colchones cinéticos más avanzados.